CR Comunicación

UNA MEXICANA ES LA CAMPEONA DE PARKOUR FEMENIL A NIVEL MUNDIAL

Su nombre es Karla Castellanos y ya es un orgullo nacional, ya que su disciplina y tenacidad en el parkour la ha llevado a ganar el campeonato mundial de este deporte.

Saltar entre edificios y estructuras urbanas, y lograr aterrizajes de hasta casi cuatro metros, le valieron a la mexicana Karla Castellanos González ser campeona del mundo del parkour, luego de conquistar el Mundial celebrado recientemente en Japón.

A sus 21 años, Castellanos afirma que su ascenso en esta disciplina se dio de forma “inesperada” luego de que se aburrió de otros deportes, pues siempre ha sido una persona dedicada al ejercicio. Apenas rebasa el metro y medio, pero Karla Castellanos es capaz de saltar muros del doble de su altura, dar piruetas en el aire o subir caminos empinados en unos cuantos brincos.

Su participación en el campeonato mundial de parkour no estuvo libre de obstáculos. Para ser seleccionada por los jueces, Karla tuvo que enviar un video en el que mostró sus habilidades y después esperar tres semanas la respuesta. Ya en la competencia, Karla se enfrentó a Shevchenko, pero la mexicana llevaba un as bajo la manga: eligió una rutina que domina a la perfección y que practica con frecuencia en las calles del Centro Histórico, en Ciudad Universitaria o en los parques del centro y sur de la CDMX.

Al preguntar a los jueces cuál fue la diferencia entre ella y la atleta rusa, ellos le explicaron que, a pesar de que su competidora tuvo un mayor grado de dificultad en su rutina, Karla logró fluidez, conectó sus movimientos y le dio ritmo. Fue en ese momento que la mexicana se percató que, al fin, había definido su estilo.

 

La meta de Karla Castellanos es continuar practicando parkour. La joven dejó la carrera de Medicina convencida de que el deporte la define, y espera que haya mayor difusión de competencias de parkour para que más personas practiquen esta disciplina. “Muchas personas solo nos ven como chapulines, como vagos que nada más estamos saltando de un lado al otro en el parque, como si no tuviéramos nada más qué hacer, pero esto también es un deporte, somos atletas que nos estamos preparando. Necesitamos que cambie esa forma de pensar”, dice.

En la CDMX no existen zonas adecuadas, y Karla y sus amigos han sido retirados de espacios públicos por considerar que pueden dañar las estructuras. La deportista considera que este tipo de deporte puede ser una estrategia para combatir el sedentarismo y mejorar la salud.

Salir de la versión móvil