CR Comunicación

EL FRACKING, UN PELIGRO PARA MÉXICO

Uno de los puntos de las leyes secundarias de la reforma energética fue la aprobación del Fracking en México, un técnica nada ecológica que trae más perjuicios que beneficios.

La fracturación hidráulica, mejor conocida como fracking, es una técnica para posibilitar o aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo. El procedimiento consiste en la perforación de un pozo vertical en el cual, una vez alcanzada la profundidad deseada, se inyecta a presión algún material en el terreno, con el objetivo de ampliar las fracturas existentes en el sustrato rocoso que encierra el gas o el petróleo y que son típicamente menores a 1 mm, favoreciendo así su salida hacia el exterior.

Habitualmente el material inyectado es agua con arena y productos químicos, cuya finalidad es favorecer la fisuración o incluso la disolución de la roca. Se estima que en 2010 esta técnica estaba presente en aproximadamente el 60% de los pozos de extracción en uso. Debido al aumento del precio de los combustibles fósiles, que han hecho económicamente rentables estos métodos, se está propagando su empleo en los últimos años, especialmente en los Estados Unidos.

Los partidarios del fracking argumentan los beneficios económicos de las vastas cantidades de hidrocarburos previamente inaccesibles, que esta nueva técnica permite extraer. En contra parte, sus oponentes señalan el impacto medioambiental de esta técnica, que incluye la contaminación de acuíferos, elevado consumo de agua, contaminación de la atmósfera, contaminación sonora, migración de los gases y productos químicos utilizados a la superficie, contaminación en superficie debida a vertidos, y los posibles efectos en la salud derivados de estos peligros. También se han producido casos de incremento en la actividad sísmica, la mayoría asociados con la inyección profunda de fluidos relacionados con el fracking en el subsuelo.

Después de saber qué es el fracking, les comentamos que ahora este método está siendo utilizado en México. En Estados Unidos existen estados que han decidido hacer una prohibición contra esta técnica de extracción, de igual manera en Europa hay países como Francia y Bulgaria que están totalmente en contra del fracking. De aquí la urgencia de activistas integrados en la Alianza Mexicana contra el Fracking por frenar esta técnica que se “esconde” en las “letras chiquitas” de la Reforma Energética, según sus denuncias. En México, la explotación de gas shale es ya una realidad en estados como Coahuila, Veracruz y Tamaulipas y ya comienzan a registrarse sismos en el estado de Nuevo León acusa de esta técnica.

Además, el Artículo 91 de la Ley de Hidrocarburos establece que “la industria de hidrocarburos es de utilidad pública y que la exploración y extracción de estos recursos es de interés social y de orden público”, con lo que se abre paso a una explotación total de los recursos que el gobierno federal disponga en materia energética. Con dicha disposición “el Estado podrá obligar a que los dueños de terrenos renten sus territorios a empresas petroleras, o en su caso, expropiarlos en favor de dichas empresas”. Con esto habría desplazamiento humano, ya que expropiarán las tierras que mejor les convengan.

Con esto queda demostrado el interés del gobierno por sus habitantes, sólo buscan lo monetario sin tomar en cuenta el daño que hacen al medio ambiente a largo plazo. Para que te quede más claro te dejamos una parodia de lo que hace el fracking, abre los ojos.

https://www.youtube.com/watch?v=52tL1anheq8

A %d blogueros les gusta esto: