CR Comunicación

¿SOMOS ESCLAVOS DE LA «MATRIX»?

Vivimos en un mundo extraño, donde la mayoría mantiene a la minoría, donde nos dicen qué hacer y cómo hacerlo, tenemos los ojos vendados y así nos desaniman a buscar alternativas y continuamos con lo que la manada está haciendo o pensando. 

Habitamos en un mundo, un universo, una Matrix, y entiéndase como «Matrix» al término utilizado en la cinta de ciencia ficción del mismo nombre, donde se plantea que en el futuro, casi todos los seres humanos hemos sido esclavizados por las máquinas y las inteligencias artificiales creadas. Éstas nos tienen en suspensión con nuestras mentes conectadas a una simulación social que representa el final del siglo XX: «La Matrix». 

matrix1

Aunque es una cinta de ciencia ficción pareciera que no está tan alejada de la realidad, somos «esclavos» dentro de nuestro mismo mundo, controlados por «alguien o algo» que nos dice cómo actuar, compramos cosas con papel moneda para satisfacción interna y social, pero ¿todo lo material es realmente necesario para nuestra sobrevivencia? ¿Somos esclavos de un sistema? Te damos unos puntos para que crees tu propia opinión.  

Pagamos impuestos a la gente que nos gustaría ver encerrada en la cárcel. Este tal vez sea el mayor indicador de que somos esclavos de la Matrix. Nuestros ingresos se recaudan de forma automática antes de que nosotros veamos el dinero, independientemente de sí o no aprobamos cómo se gasta el dinero.

Vamos al médico a curarnos pero seguimos enfermos. La atención médica moderna se ha convertido en cuidado de enfermos, donde en lugar de aconsejarnos comer bien y tener una buena salud mental y física nos mandan a consumir medicamentos y procedimientos costosos que son empujados con fines de lucro por la Matrix de la salud.

Escogemos partidos políticos, cada que se acercan elecciones discutimos con amigos, familiares y compañeros de trabajo acerca de la política. Aquí es donde la estrategia de control de: «Divide y vencerás» aparece en nuestra sociedad. Los principales partidos son corruptos hasta la médula, y los candidatos independientes no se les permite participar en los debates públicos. 

Trabajamos duro haciendo algo que odiamos para ganar dinero fiduciario (dinero que se basa en la fe o confianza, es decir, que no se respalda por metales preciosos ni nada que no sea una promesa de pago por parte de la entidad emisora, como créditos). El trabajo es importante y el dinero hace pagar las cuentas, sin embargo, perdemos los mejores años de la vida haciendo cosas que detestamos, sólo por dinero. Es más fácil de lo que crees, vivir con menos dinero, sólo tenemos que estar dispuestos a ir contra la corriente para darse cuenta de ello.

Acumulamos deudas personales para financiar la adquisición de un estilo de vida orientado al consumidor. Cada vez que una tarjeta de crédito se desliza crea dígitos en los balances de los bancos que están más involucrados en el saqueo financiero del mundo en la actualidad. Al aceptar pagar este dinero falso con intereses, con el fin de mantener un cierto estilo de vida, es un indicio de que estamos siendo obligados por uno de los principios fundamentales de la Matrix: el consumismo.

matrix4

Conversamos con amigos y familiares sobre los programas de televisión. La televisión es la herramienta más potente que se usa para el control mental y la «programación» que está disponible, (aunque sea divertida o entretenida) está orientada a reforzar ciertos comportamientos entre las masas. La dramatización de la importancia del ego, sobre todo sexualizando, glorificando la violencia y la enseñanza de la sumisión a la autoridad falsa son las principales características de la televisión moderna. 

No tenemos nada que ocultar de la vigilancia total. Si a ti no te molesta que alguien, en algún lugar, te espíe, escuche tus conversaciones y el control de tus movimientos, eres un buen esclavo de la Matrix. La «vigilancia invisible» es una forma de control del pensamiento y mediante el uso de la lógica de «no tengo nada que ocultar, por lo tanto, no me hará ningún daño ser vigilado», entonces estás,  sin pensar, admitiendo que tienes un amo o señor y no eres dueño de tu cuerpo y mente.

Algunos creen que el mundo sería más seguro si sólo los gobiernos tuvieran armas. En un mundo perfecto, las armas no serían necesarias, pero por desgracia, nuestro mundo es todo menos perfecto, y las armas son una forma muy eficaz de protección contra la delincuencia común y los gobiernos abusivos por igual. La disposición a renunciar a nuestro derecho a la defensa propia es una señal de que nos han relegado la responsabilidad. Tener a las masas renunciando a este derecho es uno de los aspectos más importantes de su control. Bienvenido a la Matrix.

Consumimos venenos tóxicos como el glutamato monosódico y el aspartame . Estos dos productos químicos son ampliamente conocidos por ser tóxicos para el cuerpo humano. A pesar de eso continuamos envenenándonos con los sabrosos alimentos procesados ​​cargados de químicos. Esto es una señal de que la Matrix ha programado que le demos menos valor a nuestra salud y futuro y más a la gratificación inmediata.

Seguimos viendo las noticias de las mismas televisoras. La corriente principal de los medios de comunicación es una herramienta de control y manipulación, y mantiene el apoyo a sus ideas y visiones del mundo, cuando les damos atención somos voluntarios para ser esclavos de esta forma no tan sutil de la programación mental. 

Nos preocupamos más con los deportes televisados ​​u otras distracciones sin sentido que de la calidad de nuestro medio ambiente natural. La vida basada en la distracción es una señal de que nuestro sentido de auto-preservación ha sido robado y reemplazado con una tendencia impulsiva a la trivialidad y el escapismo .

matrix3

Somos escépticos de cualquier área de la vida que no se ha «demostrado» o ​​validado por la ciencia moderna. La cualidad de la ciencia es la investigación de lo desconocido, lo que implica que hasta que la ciencia lo pueda comprender, es inexplicable. Por mencionar algunos ejemplos: las experiencias cercanas a la muerte, la acupuntura o los efectos que cambian la vida con la Ayahuasca, al ser escépticos sólo estamos reduciendo nuestra comprensión del mundo a una estrecha gama de posibilidades. 

No ponemos en duda la versión popular de la historia antigua y los orígenes de nuestra civilización. Hay muchas preguntas sin respuesta acerca de los orígenes de la raza humana, que apunta a una versión diferente de la que nos enseñan en la escuela. Por no cuestionar lo que nos han dicho acerca de nuestros orígenes estamos cediendo a muchos de los sistemas de creencias impuestas. 

Aún no nos hemos dado cuenta de que somos seres espirituales viviendo una experiencia humana.

Si te identificaste con alguno de estos elementos, eres un esclavo de la Matrix, pero es tiempo de que trabajes profundamente en tu liberación.

matrix2

A %d blogueros les gusta esto: