CR Comunicación

¿DESEAS TRANQUILIDAD FINANCIERA?

¿Trabajas duro? ¿Ganas poco dinero en tu trabajo? ¿Tus deudas te agobian y no logras llegar a fin de mes? Sin darte cuenta vives en la carrera de la rata.

Tu vida es como la de un pequeño roedor doméstico que pasa el día haciendo rodar una rueda que le mantiene activo, pero inmóvil en su jaula. Tú sabes que hay algo en tu vida que no funciona, tenías muchos sueños, pero hiciste lo que te dijeron que debías hacer. Estudiaste una carrera, te casaste, te hipotecaste para tener una casa y un automóvil caro, pero vives estresado porque una bajada de sueldo o un despido pueden tirar por la borda el estilo de vida que creaste.

¿Dónde has dejado tus sueños? ¿Querías una buena vida con una buena casa, un buen automóvil, unas buenas vacaciones todos los años y un plácido retiro jugando al golf? Esos sueños pueden cumplirse todavía.

Vamos a hablarte del dinero, sí, esa cosa que tanto amamos y odiamos al mismo tiempo. El dinero tiene una cualidad única y es que puede reproducirse. Verás que si destinas una cantidad de dinero mensual a una cuenta remunerada en un banco el dinero aumenta de una forma mucho más rápida de lo que piensas. El interés compuesto es una energía mágica que puede hacer que tu dinero crezca de forma asombrosa y hacerte rico si así lo deseas. ¿Crees que eso no es posible? Te equivocas.

¿Cómo puedes lograr esto? Muy sencillo: Vive con un nivel acorde a tus ingresos. Paga tus deudas, deshazte de todas tus tarjetas de crédito menos de una si así lo deseas, y págate a ti mismo el 10% de tu sueldo destinándolo nada más cobrarlo a una cuenta corriente remunerada. Después, comienza a invertir.

¿Demasiado simple y demasiado aburrido? Es posible, pero ¡FUNCIONA!. Llevar una vida tranquila, sin deudas y creando poco a poco un capital te permitirá vivir con tranquilidad financiera porque es un estado de tranquilidad y sosiego contrario al stress de la vida en la carrera de la rata. Aprenderás a hacer trabajar a tu dinero para que se multiplique y te genere nuevos ingresos por lo que la dependencia que tienes de tu trabajo disminuya. Teniendo serenidad financiera no se resolverán todos tus problemas, pero será más fácil hacerles frente si tu economía doméstica es sana y te estás dedicando a crear activos. Estar libre de deudas te generará una sensación de libertad profunda que se verá acrecentada cuanto el dinero que hayas ahorrado te genere más dinero.

Salir de la versión móvil